Publicado en materiales, Tejido solidario

Lana ética y eco responsable


Cuando era pequeña, una de las actividades que veía con placer y curiosidad, en el pequeño pueblo castellano de mis abuelos, era como esquilaban a las ovejas, no era un pueblo muy grande, ni había muchas ovejas pero si un par de rebaños que cada año al acercarse el calor del verano esquilaban los pastores.
Las ovejas cubiertas de ese gordo vellón se quedaban flaquitas después del esquileo y mucho mas frescas para pasar el verano…

La pericia de los esquiladores hacia que esa actividad pareciese fácil de realizar, ahora recordándolo, evidentemente se esquilaba a mano con unas grandes tijeras, pienso que solo sujetar las tijeras ya era un trabajo ímprobo.

Escribo este texto a raíz de un artículo que he leído en Marie Claire Idees sobre la lana ética y eco responsable.

Yo me había quedado con aquella imagen bucólica y pensaba que la lana que utilizo para tejer provenía de esa tarea que veía en mi infancia. Tejo a mano desde que era una niña y siempre lo he hecho desde la perspectiva de llevar una prenda tejida a mano tiene un valor emocional mucho más grande que comprar una prenda en una tienda. Además como dicen ahora, tejer es el nuevo yoga y contribuye al slow life, lo que forma parte de una vida más ética.

Desde hace un tiempo se ha puesto de moda tejer , ya no es una actividad reservada para unos pocos, y las marcas buscan manera de establecer el precio óptimo a sus fibras y parece que no tienen en cuenta la forma en que son tratados los animales , las condiciones de trabajo de las personas empleadas en el sector y el impacto ecológico de la producción en el medio ambiente.
Nunca había caído en pensar que tejer fuese una actividad peligrosa, ni para el medio ambiente ni para los animales.
Pero hay empresas que son respetuosas con el bienestar animal, los empleados y el cuidado del medio ambiente.
En el artículo de Marie Claire Idees aparece algunas marcas, entre las que no hay ninguna española. Pero claro que en España hay empresas que son respetuosas con estos aspectos de la producción.
Evidentemente el precio de estas fibras no es el mismo que el de las lanas producidas en serie. Pero comprando este tipo de fibras elegimos lo bueno para los los animales, el planeta y tejemos de una forma inteligente.